Ejercicios y deportes aerobicos en deporte y salud fisica. Fuente imagen www.sxc.hu/

Deporte y salud física: Ejercicio aeróbicos, deportes aerobicos. 1ª Parte

.

Vamos a tratar de explicar resumidamente qué es y para qué sirven los ejercicios aeróbicos.

Hay dos maneras de hacer deporte, con oxigeno en los músculos y sin oxígeno. Cuando trabajamos con oxigeno a una intensidad baja de pulso o incluso moderada alta, por debajo del 75% de nuestro pulso máximo, se llama ejercicio aeróbico, y cuando lo hacemos sobre el 80% y por encima de nuestro pulso máximo, estamos realizando deporte sin oxígeno y hablamos de ejercicios anaeróbicos. Es en este caso cuando el cuerpo genera residuos como el lactato que se acumula en nuestros músculos.

Los deportes con los que trabajamos con oxígeno en nuestros músculos (aeróbicos) podrían ser la natación, el ciclismo, correr a pie, andar rápido, spinning, steep, clases de baile, clases dirigidas… todas ellas a una intensidad media-moderada, con una duración mínima de 40 minutos y sin pasar de nuestro 75% de pulso máximo.

 El trabajo aeróbico y el anaeróbico tienen distintos beneficios para el organismo. En este artículo nos centraremos en los beneficios del ejercicio aeróbico.

Todo deportista, sea principiante o experto, necesita una buena base aeróbica para realizar su deporte con comodidad. Esto se consigue haciendo horas de ejercicio a baja–media intensidad.  Tu límite aeróbico lo va a determinar una prueba de esfuerzo, pero podemos utilizar las distintas fórmulas explicadas en artículos anteriores para trabajar en la zona aeróbica con ayuda de nuestro pulsómetro.

 

 ¿POR QUÉ TRABAJAR EN LA ZONA AERÓBICA?

Trabajar en la zona aeróbica es una excelente manera de perder peso y de conseguir más resistencia en el deporte que hacemos. Como ya sabes, el cuerpo tiene distintos tipos de combustibles y el que más barato le resulta es la grasa. Cuando haces ejercicio a una intensidad moderada, el organismo percibe que no necesita un “combustible potente” para hacer la actividad en ese momento, con lo cual recurre de las reservas de energía que tiene acumulada para casos como estos. Recurre a la grasa, que es la “gasolina” más barata que tenemos. Es barata porque la está recibiendo continuamente gracias al exceso de caloría que ingerimos a diario. Pero no acude a este combustible desde el primer momento. Necesita al menos 20 minutos para que esto comience a suceder.

Así que ya sabes, necesitas al menos 20 minutos de ejercicio y una intensidad comó máximo del 75% de tu pulso para comenzar a quemar grasa de manera efectiva

 

Además recuerda, no necesitas ir al 90% de tu pulso máximo o a 170 pulsaciones para consumir una mayor cantidad de grasa. La grasa se quema de manera más efectiva cuando haces ejercicio entre el 60% y 75% de tu pulso máximo. 

Recuérdalo la próxima vez que  hagas ejercicio a  Máxima intensidad con la intención de quemar más grasa.

Sé Feliz

Pedro García