consejos para personas con poco tiempo Fuente imagen www.sxc.hy

Consejos para personas con poco tiempo

.

“Es que no tengo tiempo ¿Te suena esa excusa?  Es la más utilizada por gran cantidad de personas que dan prioridad a otras cosas y dejan lo más importante para después.

Te preguntarás:

-Y según tú… ¿qué es lo más importante en mi vida… el ejercicio?

Y yo te contesto que no. Lo más importante de tu vida no es el ejercicio. LO MÁS IMPORTANTE DE TU VIDA ERES TÚ, y si tú no te encuentras bien y saludable, difícilmente podrás disfrutar del dinero que ganes trabajando o de tu familia y amigos, por ejemplo.

Algunas personas comienzan a mirar por su salud física justo en el momento que empiezan a pagar por ella (médicos, medicinas…) No seas tú una de estas personas y comienza DESDE YA a mirar por tu salud.

Estos son algunos consejos que te ayudarán a llevar una vida más saludable si tienes poco tiempo:

Prioriza: Eres una persona muy ocupada, todos  lo sabemos, pero ten siempre presente que lo más importante en esta vida eres tú, y por eso tienes que estar bien. Elegir es renunciar. Elige qué vas a sacrificar para sacar ese ratito y dedicártelo a ti.   Con 45 minutos de 2 a 3 veces a la semana será suficiente. Ahorra tiempo de aquellas actividades que no son prioritarias. Por ejemplo ver tanto tiempo la televisión, o preparar platos tan elaborados para comer. Da prioridad a tu salud fisica.

Organízate: Trata de localizar en tu día a día todo el tiempo que desperdicias o pierdes en acciones que no te conducen a nada. Optimiza tu tiempo y saca ese hueco que podrás dedicártelo a ti. Con 45 minutos de 2 a 3 veces a la semana será suficiente.

Para ello coge un papel y bolígrafo y hazte un planing diario de qué haces y qué podrías hacer para encontrar ese tiempo.

Irte a dormir más temprano para madrugar al día siguiente, ver menos televisión… trata de encontrar el tiempo.

Sé Constante  De poco servirá que empieces muy fuerte y poco a poco vayas perdiendo la motivación. “Un grano no hace el granero pero ayuda al compañero” La constancia es el valor más importante que te ayudará a conseguir buenos resultados. Aunque tengas poco tiempo, entrena, haz ejercicio. Ese poquito de cada día va dejando una marca que poco a poco se nota más y más. Te hará sentir mejor. Deja los entrenamientos largos para el fin de semana y a diario céntrate en hacer ejercicio de calidad. Con 30 minutos será suficiente, más 15 entre calentamiento y enfriamiento, pero sé constante en tu rutina.

Utiliza la imaginación Si tienes poco tiempo para hacer ejercicio camina para ir al trabajo. Para una estación o dos antes o deja el coche un barrio antes de la oficina y camina rápido. O si no, ve en bicicleta al trabajo. Conozco un amigo que se lleva ropa de ciclista al trabajo y cuando sale, en la mochila mete su ropa de trabajo y vuelve a casa por una ruta más larga. Llega con una hora de bici después de su trabajo. Si tienes que estar en casa con la familia, baila durante una hora mientras estás con los pequeños… el caso es hacer ejercicio, mover tu cuerpo y quemar calorías.

Busca personas con tus mismos objetivos El hacer ejercicio con amigos o compañeros que compartan tu horario te ayudará a ser más constante. Estarás más obligado a cumplir tu palabra.

También puedes crearte una rutina con tu pareja. De esta manera los dos compartiréis el mismo compromiso, cuidar por vuestra salud física.

Créate objetivos reales a corto, medio y largo plazoDe nada sirve el viendo a favor cuando no se tiene un rumbo” Proponte metas y lucha por alcanzarlas. Perder dos  kilos al mes, conseguir rebajar el tiempo, hacer el mismo tiempo con menos pulsaciones… De esta manera mantendrás alta la motivación y eso te ayudará a ser constante.

No caigas en la rutinaUna vez que hayas conseguido una rutina, no caigas en la rutina“. No hagas siempre los mismos ejercicios, haz series de velocidad, resistencia, en subida, fartlek… varía tu entrenamiento para que este sea interesante. Una rutina de entrenamiento no tiene por qué ser monótona.

Disfruta con lo que haces Sobre todo pásatelo bien. Si algún día no te apetece por el motivo que sea, descansa, pero trata de conocerte lo suficiente para saber cuándo necesitas descansar y cuándo no quieres hacer ejercicio por pereza.

Espero que estos consejos puedan ayudarte a crear una rutina para mejorar tu salud física.

Sé feliz

Pedro García