qué comer después de hacer ejercicio en deporte y salud fisica. Fuente imagen Imagen www.sxc.hu/

Qué comer después de hacer ejercicio para mantener la línea

.

Todos sabemos que la ingesta de hidratos de carbonos es necesaria para que nuestro organismo pueda rendir a la hora de realizar cualquier actividad física. Si el cuerpo no tiene combustible, la fatiga aparecerá pronto y será muy difícil realizar cualquier tipo de deporte o actividad física con calidad.

Nuestro cuerpo, como he contado en artículos anteriores, es una sumadora de calorías. Si tomamos más calorías de las que quemamos, ponemos peso. Si quemamos más calorías de las que tomamos, perdemos pesos.

Hoy, en deporte y salud física os vengo a contar algunos trucos a tener en cuenta para cuidar la línea una vez que se has terminado de hacer ejercicios.

Este punto es muy importante ya que muchas personas desconocen lo que queman y lo que ingieren.

Cuando se termina el ejercicio y estás mirando por tu línea, no se puede “comer cualquier cosa” Lo más aconsejable es tomar una fruta, preferiblemente una manzana, que tan solo te aportará unas 55 calorías (más adelante, aquí en deporte y salud física te daré un artículo con los alimentos a tomar después de hacer deporte y que te ayudan a mantener la figura sin aportarte muchas calorías, a mantenerte delgada o delgado)

Tras el ejercicio, por ejemplo una clase de spinning a buena intensidad, después de haber quemado aproximadamente unas 500 calorías, de haber sudado, de haberte dado caña, de haberte esforzado… y después de hacer estiramientos y de ducharte, viene el hambre. En esos momentos, tras el esfuerzo, muchas personas se toman lo primero que cae en sus manos, o van a la tienda o al bar que está más cercano y se toman un bollo con chocolate, o un paquete de almendras fritas con una cerveza, o un paquete de patatas fritas con un refresco azucarado… y todo para calmar el hambre lógica que se tiene después de hacer ejercicio.

¡¡¡Cualquiera de estas opciones tiene más de 450 calorías!!!

Al final todo se traduce en que la hora de ejercicio que has hecho, ha sido neutralizada por la merienda que tomaste tras tu actividad física. Y todo ello por no tener previsión.

En deporte y salud física te cuento un truco para evitar esto.

Acuérdate de meter una pieza de fruta junto a la toalla de baño. Así, cuando acabes de realizar tu actividad física y pases a ducharte, te encontrarás con la pieza de fruta lista para tomar. Eso hará que calmes tu hambre y llegues a la cena o a la comida con mucho menos apetito.

El resultado será el siguiente:

          Calorías quemadas por una clase de spinning = 500

          Calorías ingeridas tras ejercicio  = 50

          Resultado  -450 calorías.

 

Si lo haces así y el resto del día cuidas tu alimentación, ese día habrás restado calorías y estarás ayudando a tu cuerpo a mantener la línea y la salud física que deseas. Habrás perdido grasa.

Sé Feliz

Pedro García